talon de maracuya

Talón de maracuyá: qué es, qué lo provoca y cómo prevenirlo

El talón de maracuyá, también conocido como bicheira y miasis cavitaria humana , surge cuando una mosca azul pone huevos en la piel, en heridas abiertas y otros tejidos como los ojos y la boca.

Las larvas depositadas por el insecto comienzan a alimentarse del tejido del paciente afectado, provocando así una serie de síntomas y complicaciones.

La enfermedad se denomina talón de maracuyá por su similitud con las semillas del fruto cuando afecta al talón, uno de los lugares donde se manifiesta con mayor incidencia.

Al principio, solo se nota un pequeño agujero y es a través de él que las larvas respiran. A medida que los parásitos se alimentan de los tejidos, la herida crece.

Después de alimentarse, abandonan el cuerpo del huésped para poder pasar a la siguiente etapa, la pupa.

Tipos

Hay dos tipos principales de miasis, y se distinguen principalmente por el número de larvas. Echa un vistazo a las características de cada uno a continuación:

Miasis primaria

La miasis primaria, también llamada furunculoide o miasis cutánea, es menos grave. Ocurre cuando una larva entra en contacto con la piel y logra abrirse paso.

Esta condición es lo que se llama una berna. En estos casos, solo se encuentra una larva en la cavidad, alimentándose de carne humana a través de la piel.

Miasis secundaria

Este es el tipo de miasis que se conoce como bicheira . También se denomina miasis cavitaria. El gusano se caracteriza por varias larvas que se alimentan de la carne del huésped dentro de una cavidad creada por su alimentación.

Suele ocurrir cuando la mosca consigue poner sus huevos directamente en una herida abierta, necrótica o no. Si una larva logra atravesar la piel, comienza a crear su cavidad y se alimenta en su interior.

Miasis accidental o pseudomiasis

Un tipo raro de miasis, la pseudomiasis ocurre cuando los huevos de mosca se ingieren en los alimentos y eclosionan en el intestino. Es menos común ya que la mayoría de las veces los huevos se digieren en el estómago de la persona que los traga.

Sin embargo, en las poquísimas veces que un huevo logra sobrevivir, la larva nace en el intestino, donde también sobrevive a duras penas. Sin embargo, si logra sobrevivir, comienza a alimentarse del órgano.

Este tipo de miasis puede ser causada por larvas de otros tipos de insectos, como la mosca de las flores y la chinche de la guayaba.

La miasis accidental requiere cirugía para extirpar la larva, ya que puede causar infecciones más graves y hemorragias internas con mayor facilidad que otros tipos.

¿Qué partes del cuerpo pueden verse afectadas?

El talón no es la única región afectada. Las orejas, la boca y los ojos son algunos de los lugares por donde pueden entrar las larvas.

Las larvas tienen preferencia por los lugares húmedos, pero les es mucho más fácil establecerse si la zona del cuerpo no está debidamente higiénica.

¿Qué causa el talón de maracuyá?

Los causantes del talón del maracuyá son las larvas de mosca, que se alojan en la pulpa y se alimentan de ella. Las moscas pueden poner huevos en la piel o directamente en las heridas, que si no se limpian, se infectarán con los parásitos.

Transmisión

El gusano no es contagioso, pero es posible que las larvas se muevan de un lugar a otro del cuerpo, creando nuevos puntos de infección.
Evite el contacto directo con las larvas y, si esto ocurre, lávese bien las manos. Tocar una larva no hará que desarrolles la enfermedad, pero siempre es bueno protegerse contra cualquier tipo de infección.

Factores de riesgo

Cualquiera puede contraer insectos, y eso no es necesariamente un signo de mala higiene. Las larvas son masticadoras rápidas. Pueden hacer un túnel profundo en la carne en cuestión de horas. Algunos factores de riesgo son:

Heridas recientes

Las heridas abiertas son una invitación a la mosca, que no necesita mucho tiempo para poner sus huevos. Eclosionan rápidamente, por lo que no es raro que ocurra una infección en un breve momento de distracción.

Zonas rurales y andar descalzo

La costumbre de andar descalzo, común en las zonas rurales, también puede contribuir a que las larvas, ya que si están en el suelo, puedan entrar a través de la piel humana. Además, existe la posibilidad de llagas en los pies que facilitan la infección.

Falta de movilidad

En los humanos, la enfermedad es más frecuente cuando la persona, por alguna razón, no puede deshacerse de las moscas. Si la persona está postrada en cama, o tiene una discapacidad motora o cognitiva que le impide espantar moscas, el riesgo es mayor.

Edad avanzada

Las personas mayores que tienen movilidad comprometida también están en mayor riesgo. Las enfermedades degenerativas, comunes en las personas mayores, como la demencia, pueden hacer que la persona ni siquiera se dé cuenta de que la mosca está poniendo huevos o que las larvas están ahí.

Lugares con poca higiene.

Los lugares sin saneamiento básico, que tienen aguas residuales expuestas, también son algunos de los factores de riesgo para la enfermedad.

Miasis en animales

miasis en animales

La bicheira es mucho más común en los animales. Los perros y gatos, especialmente en verano, son bastante vulnerables a las moscas, al igual que los animales grandes (vacas y caballos).

El problema es más común en animales viejos o enfermos, ya que la locomoción deficiente impide que los animales ahuyenten a los insectos.

Los animales tampoco pueden comunicar lo que sienten a sus dueños, por lo que es importante un análisis constante del comportamiento de su mascota, revisar su piel y limpiar cualquier herida.

Síntomas

La bicheira puede manifestarse como el talón de maracuyá, pero lleva días llegar a esta etapa. La enfermedad se nota desde el principio, tan pronto como las larvas comienzan a alimentarse. Los síntomas principales son:

Hinchazón y cavidad de entrada.

El lugar donde entra la larva está hinchado. Aparece un pequeño agujero, por donde entró y que es por donde respira, por lo que se la puede ver asomar de vez en cuando, pero se esconde dentro de la cavidad por si hay molestias.

Dolores y molestias puntuales

El huésped puede sentir pequeños pinchazos en la carne cuando la larva la penetra, pero este dolor no existe cuando la larva se alimenta de tejido necrótico.

Si tiene alguno de los síntomas descritos anteriormente, ¡busque ayuda médica de inmediato !

¿Cómo se diagnostica el talón de maracuyá?

Las larvas son claramente visibles, incluso cuando solo hay una en la cavidad, e incluso se pueden ver moviéndose en el agujero. Un médico dermatólogo puede diagnosticar la miasis con un examen clínico , dividido en:

Evaluación de los síntomas descritos

El médico le hará algunas preguntas relacionadas con los síntomas y cómo se siente en este momento.

Examen físico

El médico examinará la herida por donde entraron las larvas y buscará otros puntos de infección que el paciente no haya visto, así como signos que puedan indicar cualquier otro problema o enfermedad que esté afectando a la persona.

¿Es curable el talón de maracuyá?

Afortunadamente, incluso en estados más avanzados, como el famoso talón de maracuyá, existe una cura . El tratamiento, en la mayoría de los casos, es sencillo y eficaz.

Tratamiento

La miasis se trata retirando las larvas del tejido con unas pinzas. El médico los extraerá enteros. El proceso es bastante doloroso y, aunque no es necesario, se puede utilizar anestesia local. Luego, la herida es lavada por el profesional para limpiar la región.

Los remedios orales pueden ser prescritos por el profesional para matar las larvas, como arvicidas, vermífugos y antibióticos , para facilitar su eliminación. En casos más extremos, puede ser necesaria la cirugía para eliminar todo el tejido necrótico y todas las larvas.
Después de la extracción, es importante cuidar la herida recién tratada para prevenir nuevos brotes.

Uso de larvas de mosca para la cicatrización de heridas (terapia larvaria)

Hay casos en los que se pueden utilizar larvas estériles como tratamiento . La necrosis es un ejemplo.

Debido a que tienen preferencia por la carne necrótica, las larvas criadas en laboratorio se pueden colocar dentro de las heridas para comer tejido muerto, evitando que la necrosis se propague.

Hay registros médicos de que las heridas infectadas expuestas a gusanos sanan más rápido. El tratamiento suele utilizarse en pacientes diagnosticados con diabetes , una enfermedad que dificulta la cicatrización de los cortes y facilita el desarrollo de necrosis.

Medicamentos para el talón de maracuyá

Algunos medicamentos pueden ser recetados por un médico para matar las larvas y facilitar su eliminación, tanto para humanos como para animales. Estos son algunos de los remedios:

Para humanos

  • Ivermectina .

Para uso veterinario

  • Capstar;
  • Mectimax.

¡Aviso!

NUNCA se automedique ni deje de usar un medicamento sin antes consultar a un médico. Solo él (a) podrá decir qué medicamento, dosis y duración del tratamiento es el más adecuado para su caso específico.

La información contenida en este sitio tiene una finalidad meramente informativa y no pretende, en modo alguno, sustituir el consejo de un especialista ni servir de recomendación para ningún tipo de tratamiento.

Siga siempre las instrucciones del prospecto y, si los síntomas persisten, consulte a un médico o farmacéutico.

Pronóstico

La bicheira, la miasis, la berna o el talón de maracuyá son curables y tratables y el paciente puede esperar resultados favorables del tratamiento. La herida abierta por las larvas puede dejar cicatriz si la cavidad es extensa, pero rara vez hay otras secuelas.

Complicaciones

Si no se trata, la miasis puede tener graves consecuencias. Las larvas continúan alimentándose hasta que se alimentan lo suficiente como para llegar a la etapa de pupa, e incluso pueden llegar a los órganos.

Daño al tejido

Según el número de larvas y la ubicación de la cavidad, pueden dañar tendones, músculos y nervios. Si la cavidad está cerca de los ojos, pueden provocar ceguera y afectar el cerebro y otros órganos cercanos.

Infecciones y necrosis

La herida abierta que crean las larvas, junto con sus excrementos, puede causar infecciones graves, sepsis y necrosis. La miasis es una enfermedad fácil de tratar, pero puede causar la muerte si se ignora.

¿Cómo prevenir el talón de maracuyá?

talon de maracuya

La prevención de la miasis es simple. Algunos consejos son:

Alejar las moscas

Mantener alejadas a las moscas asegura que no surjan larvas. La basura, la carne, la fruta podrida y las heces de animales atraen a las moscas, por lo que mantener su casa limpia ayuda a mantenerlas alejadas.

Los repelentes naturales, como la citronela o el clavo de limón, pueden ayudar a mantener alejadas a las moscas. Los mosquiteros y los repelentes también ayudan a evitar que las moscas se acerquen.

Limpiar heridas

La higiene y observación de cualquier tipo de herida, además de su protección, es fundamental para prevenir cualquier complicación, ya sea en humanos o mascotas.

Los medicamentos deben usarse con la frecuencia y la cantidad recomendadas por el médico hasta el final del tratamiento.

No camines descalzo

El uso de zapatos en cualquier entorno, ya sea en casa o al aire libre, es extremadamente importante para prevenir enfermedades.

Higiene

Mantener una buena higiene no solo del cuerpo, sino también de la casa es fundamental para evitar las moscas y, en consecuencia, el bicho (miasis).

Repelente

Si tiene una exposición diaria o breve a áreas con muchas moscas, el uso de repelentes puede ayudar a evitar que los insectos se acerquen.

Pero es importante recordar que existen contraindicaciones para el uso del producto y que debe reaplicarse después de un tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.