Salud

Lactasa: ¿Que es y cómo usar el suplemento?

La intolerancia a la lactosa es una afección muy común: la mayoría de las personas tienen colegas o familiares que fallecen a causa del queso y la leche.

En general, cualquier persona diagnosticada con intolerancia debe, de hecho, dejar de consumir cualquier producto que contenga lactosa, es decir, azúcar de la leche. Sin embargo, existe otra opción para quienes quieran consumir alguno de estos alimentos: la enzima lactasa.

Como complemento de acción temporal, permite al organismo digerir un batido de queso o fruta con leche sin provocar los molestos síntomas de intolerancia.

¿Qué es la enzima lactasa?

La lactasa es una enzima producida en el intestino, más específicamente en la mucosa intestinal. Es responsable de la descomposición del azúcar de la leche, que es lactosa. Por lo tanto, realiza hidrólisis enzimática, que descompone la lactosa en galactosa y glucosa (básicamente, son carbohidratos más simples).

Esta degradación permite la correcta digestión del azúcar. Sin embargo, cuando algún factor impide la producción de la enzima lactasa por parte del organismo, esta hidrólisis se ve afectada, la lactosa presente en los alimentos permanece sin digerir en el intestino, llegando al intestino grueso.

En esta parte del órgano, la fermentación se produce por las bacterias presentes naturalmente en él. El resultado es la producción de ácido láctico y gases. Esto provoca un aumento de la presión osmótica dentro del intestino, es decir, se produce retención de agua. Todo esto genera los desagradables síntomas de la intolerancia a la lactosa, como diarreas, cólicos e hinchazón abdominal.

Existen algunos factores que conducen a la deficiencia o ausencia total de producción enzimática de lactasa, que son:

  • Deficiencia congénita: los bebés nacen sin la capacidad de degradar la lactosa porque no producen lactasa. Es un cuadro menos común y los síntomas aparecen temprano, tan pronto como la leche materna también contiene lactosa, que es mala para el niño;
  • Disminución enzimática secundaria a enfermedades intestinales: cualquier daño o alteración intestinal puede provocar una disminución temporal o permanente de la producción de lactasa;
  • Deficiencia primaria u ontogenética: es el tipo más común, tan pronto como de forma natural se produce una reducción en la producción de lactasa por parte del organismo a lo largo de la vida.

¿Cuál es el papel de la lactasa en el cuerpo?

En resumen, la lactasa es una proteína con función enzimática, que se produce de forma natural en la mucosa intestinal, que favorece la degradación del azúcar de la leche (lactosa) y, por tanto, participa en el proceso digestivo.

Cabe recordar que la lactosa, popularmente llamada azúcar de la leche, es una sustancia compuesta por carbohidratos más simples, galactosa y glucosa.

Para que el cuerpo utilice correctamente los nutrientes de los alimentos, necesita descomponer los componentes en unidades más simples. Con respecto a la lactosa, es exactamente la enzima lactasa la que hace esto.

Es natural que, a lo largo de la vida, la producción de enzimas del cuerpo se reduzca, lo que explica por qué la intolerancia a la lactosa es bastante común en las personas mayores. Sin embargo, quienes son más jóvenes no están libres de la afección, ya que estudios y estadísticas del Ministerio de Salud señalan que alrededor del 70% de la población tiene algún grado de intolerancia a la lactosa.

Sin embargo, no siempre tener una reducción en la producción de lactasa significa una intolerancia marcada. Hay investigaciones que apuntan a que, en general, este 70% de la población con algún grado de intolerancia puede consumir 12g de lactosa en una sola toma y de 20g a 24g a lo largo del día sin sufrir ninguna molestia.

A menudo, las personas pueden incluso comer algunos productos lácteos sin sufrir ninguna molestia; esto se llama tolerancia, que varía de persona a persona.

Por eso, también, dos personas con el diagnóstico tendrán diferente intensidad de síntomas frente a los mismos alimentos.

¿Qué es la lactasa de farmacia? ¿Es una medicina?

La lactasa no es un medicamento, ya que no trata la condición de intolerancia a la lactosa. Sin embargo, repone temporalmente la lactasa que el cuerpo no produce, lo que permite a la persona comer o ingerir alimentos que contengan leche. En promedio, está activo en el cuerpo entre 3 y 5 horas, sin tener ningún efecto después de eso.

El uso de este suplemento es llamado, por los especialistas, reemplazo enzimático con lactasa exógena. Hoy, en el mercado, existen varias opciones de marca e incluso presentaciones (como cápsulas o sobres).

El complemento nutricional es un buen aliado para los intolerantes a la lactosa, pero antes de consumirlo es fundamental hablar con especialistas, ya que es necesario ajustar la dosis – y esto depende del grado de intolerancia, la cantidad de lactosa en la comida y, además, es necesario dar atención a la cantidad de enzima contenida en el producto.

Esto se debe a que hay personas con alta sensibilidad y otras que incluso pueden comer una taza de yogur sin tener ningún síntoma. También existen productos con altos niveles de lactosa (como helados), mientras que otros tienen niveles más bajos (como el queso parmesano).

Entonces, solo aquellos que pueden ayudar a definir exactamente la cantidad correcta de lactasa son profesionales en nutrición o nutrología y endocrinólogos.

Lactasa en polvo

La lactasa en polvo generalmente viene en bolsitas pequeñas, lo que permite una dosificación más precisa de la cantidad del suplemento. Para utilizarlo basta con diluirlo con líquidos e ingerirlo antes de empezar a comer, pero se puede mezclar con la receta o depositar directamente sobre la comida (pizza, pan, yogur, entre otros). No altera el sabor y es muy práctico.

Lactasa en cápsulas o tabletas

La lactasa en cápsulas es bastante versátil, en cuanto es suficiente para consumir la cantidad suficiente del suplemento, según indicación médica.

Las cápsulas se pueden tomar con agua, justo antes de las comidas. La versión en tableta, además de la ingestión tradicional, se puede diluir en agua e ingerir o mezclar con la receta o alimento líquido (como yogur o café con leche).

Sin embargo, siempre vale la pena revisar la etiqueta de la marca para el uso sugerido.

¿Es la lactasa un remedio para la intolerancia a la lactosa?

¡No! La lactasa es un suplemento enzimático de acción temporal. Esto significa que tiene una duración corta y ayuda en el proceso de degradación de la lactosa ingerida en el espacio de tiempo (generalmente entre 2 y 5 horas) después de su uso. Sin embargo, no es un tratamiento, de hecho, para la intolerancia a la lactosa ni es capaz de estimular al cuerpo para que vuelva a producir la enzima.

¿Cuándo tomar lactosa?

Siempre que el alimento tenga contenido de lactosa, es importante tomar el suplemento de lactasa para evitar síntomas adversos de mala digestión. En general, el consejo es tomarlo justo antes de empezar a comer o unos minutos antes (unos 15); depende de la marca y del consejo médico o nutricional.

Además, cada organismo puede adaptarse mejor de una manera diferente: es necesario sentir un efecto más completo si se usa el sobre depositado en la comida. Otras personas pueden tener una mejor digestión si consumen unos minutos antes de comenzar una comida.

¿Puedes tomar lactasa todos los días?

Las marcas de lactasa indican que no existen contraindicaciones para la ingesta diaria de la enzima, pero siempre conviene consultar a especialistas, quienes tendrán en cuenta una serie de factores, especialmente la historia clínica de cada paciente y el proceso de adaptación.

En general, la pauta es utilizar un máximo de 1000 mg de lactasa al día, lo que equivale a 5 cápsulas de 200 mg / 1000 UI.

¿Cuánta lactasa usar?

La primera información que debe tener es sobre su propia intolerancia. Hay personas con baja sensibilidad, lo que hace posible ingerir cierta cantidad de lactosa sin mostrar síntomas.

Entonces, necesitas saber cuánta lactosa hay en los alimentos, ya que hay algunos con niveles altos y otros con niveles bajos.

Finalmente, necesita saber qué dosis de la enzima lactasa está tomando; algunas contienen 10,000 FCC, 9,000 FCC, 5,000 FCC o menos. En general, 14.000 UL (que es una unidad de medida) equivalen a 1 g de lactasa.

En general, cuanto mayor sea la dosis, más lactosa puede consumir. Pero una pastilla de 10,000 FCC es suficiente para comidas completas, como helado, pizza o chocolate.

Precio y donde comprar

La lactasa se puede comprar fácilmente en farmacias físicas y en línea, plataformas como Consulta Remédios y hogar de productos naturales.

Las opciones incluyen *:

  • Latolise caja con 30 comprimidos (10,000 FCC): alrededor de R $ 70;
  • Lacday con 30 comprimidos dispersables (10,000 FCC): alrededor de R $ 58;
  • Perlatte con 30 comprimidos (9.000 FCC): alrededor de R $ 68;
  • Caja de Paralac con 30 pastillas (9.000 FCC): alrededor de R $ 90;
  • LacLev con 30 comprimidos masticables (9000FCC): alrededor de R $ 52.

* Precios consultados en julio de 2020. Precios sujetos a cambios.

Contra indicaciones

Las personas con diabetes, galactosemia o alergias a los componentes de la fórmula están contraindicadas para su uso. Además, siempre es importante hablar con médicos y nutricionistas antes de hacer uso.

Tomé lactasa y me enfermé de todos modos: ¿no puede funcionar?

Varios factores pueden evitar que la enzima tenga un efecto completo, como la condición del intestino. Si la salud intestinal no va bien, puede afectar la buena digestión en su conjunto.

Además, es necesario prestar atención al correcto uso de la lactasa, observando si la dosis de enzima es la adecuada para la cantidad de lactosa consumida. También cabe destacar la respuesta del organismo a los cambios de marca, ya que puede haber una mayor adaptación a algunos.

Lactasa industrial: ¿como se elimina la lactosa de la leche?

Quienes tienen intolerancia a la lactosa probablemente hayan consumido algún producto, como leche o yogur, sin lactosa. Sin embargo, es interesante notar que el empaque siempre contiene la alerta “contiene leche”. Esta información es fundamental porque los productos sin lactosa o con bajo contenido pasan por procesos industriales de desactivación – básicamente, es la adición de la enzima lactasa al producto.

En otras palabras, todavía contiene leche, pero lo que debería ocurrir allí en el intestino (la degradación de la lactosa) ocurre en la industria, como una digestión externa.

Por eso también es común notar un sabor más dulce en estos alimentos, porque la glucosa (el azúcar más simple que compone la lactosa) es más dulce.

Pero entonces, ¿por qué informar que el producto contiene leche? Porque algunas personas tienen una condición distinta a la intolerancia a la lactosa, que es la alergia a la leche. Por lo tanto, las empresas deben notificar, en la etiqueta, su presencia, en cuanto, incluso sin lactosa, siga siendo perjudicial para quienes padecen alergias.

Tener que realizar cambios en la dieta no siempre es fácil, sobre todo cuando esta necesidad surge de alguna condición de salud. Sin embargo, para facilitar la adaptación y el bienestar de las personas que descubren la intolerancia a la lactosa, existen opciones para la suplementación enzimática con lactasa.

Con una pastilla o sobre, de forma sencilla, es posible ingerir alimentos con lactosa, sin que esto desencadene las molestias y molestias asociadas a la mala digestión de la lactosa.

¿Quieres conocer más consejos para una buena alimentación y una vida equilibrada? ¡Esté atento al minuto saludable!