Salud

Espina santa: ¿Cuáles son las propiedades? ¿Se usa para tratar la gastritis?

Las plantas medicinales se han estudiado y utilizado durante miles de años, sirviendo de base incluso para muchos medicamentos e incluso cosméticos. Cada uno de ellos tiene diferentes propiedades y puede tener diferentes propósitos y beneficios.

Pensando en ello, separamos algunos datos sobre uno en particular: la espina sagrada.

Espina santa: ¿que es?

La espina sagrada, o Maytenus ilicifolia (nombre científico), es una planta perteneciente a la familia Celastraceae. Suele aparecer en países y regiones de clima templado, siendo muy común en el sur de Brasil.

Su uso se hace principalmente para combatir o mejorar los trastornos relacionados con el sistema gastrointestinal; puede incluir trastornos como dolor de estómago, reflujo, acidez, ardor, etc.

Lo que es posible debido a sus propiedades medicinales, aportadas por fitocomplejos como alcaloides, terpenos, taninos, entre otros presentes en su composición natural.

Se usa comúnmente a partir de tés, compresas u opciones homeopáticas. Sin embargo, aunque es de origen natural y sin mezclas químicas, tiene algunas contraindicaciones de uso, especialmente para mujeres embarazadas (que pueden ser abortivas) y mujeres lactantes.

¿Qué es la espina sagrada?

La santa espina tiene varias propiedades que pueden ser beneficiosas para la salud. En este sentido, se puede utilizar en tratamientos complementarios o como forma de aliviar afecciones como úlceras, gastritis, indigestión, estreñimiento (estreñimiento), dolores abdominales recurrentes y problemas hepáticos.

Por tanto, puede resultar eficaz para ayudar a combatir síntomas y complicaciones como:

  • Acidez de estómago y acidez de estómago;
  • Reflujo;
  • Enteritis (inflamación del intestino);
  • Flatulencia (gases);
  • Mal aliento causado por trastornos estomacales.

Cabe destacar que la planta también tiene un leve efecto laxante y diurético, lo que favorece su acción en la lucha contra problemas del tracto intestinal, como hinchazón o estreñimiento, por ejemplo.

En la secuencia, comprenda mejor algunos de los trastornos para los que se puede indicar el uso de la santa espina como terapia complementaria:

Hernia de hiato

La hernia de hiato es una afección en la que una pequeña parte del estómago invade la cavidad torácica, desde la abertura que conecta el tubo digestivo (esófago) con el estómago.

Los síntomas de este problema incluyen reflujo ácido, ardor de estómago, regurgitación, vómitos, dolor en la mitad del pecho e incluso irritación en la garganta (a menudo causada por reflujo). Como forma de tratamiento, pueden estar indicados algunos medicamentos y, en casos más graves, la cirugía.

Entre las terapias complementarias, es decir, aquellas que se pueden realizar como una forma de asistir a los tratamientos prescritos por especialistas o para brindar alivio de síntomas, se encuentra el uso de plantas medicinales como la espina santa.

Dadas sus propiedades y ayudando a combatir complicaciones como el reflujo y el dolor abdominal, puede ser útil en estos casos. Recordando que este uso No reemplaza las terapias tradicionales.

Gastritis

La gastritis es una afección que causa inflamación del revestimiento del estómago. Puede ser provocada por infecciones, lesiones, uso habitual de antiinflamatorios no esteroideos (AINE), consumo excesivo de alcohol e incluso desencadenarse por problemas emocionales.

Los síntomas pueden variar en intensidad, así como aparecer de forma esporádica o frecuente. Entre los más comunes, hay dolor en la parte superior del abdomen, náuseas y vómitos.

También es común que una persona experimente pérdida de apetito, eructos, acidez, distensión abdominal, indigestión e hipo.

El tratamiento consiste en el uso de medicamentos y cambios en los hábitos alimenticios. Puede incluir terapias complementarias para el alivio de los síntomas, como el uso de la santa espina, ya que ayuda en el control del reflujo, la acidez y otros síntomas de este trastorno.

Reflujo

Como hemos visto, el uso de la santa espina para tratar el reflujo es bastante común. Sin embargo, al contrario de lo que uno podría imaginar, el reflujo no es solo un síntoma. También se puede caracterizar como enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).

En estos casos, lo que suele ocurrir es la presencia de acidez y reflujo más de dos veces por semana sin motivo aparente. Es, entonces, una condición crónica que ocurre cuando el ácido gástrico (o bilis) ingresa al tubo digestivo e irrita la mucosa.

Ya sea en el tratamiento del reflujo como síntoma de otras afecciones (como la gastritis) o durante la terapia para la ERGE, las plantas como la espina sagrada se pueden utilizar de forma complementaria.

¡Recordando que el uso de opciones naturales no reemplaza las terapias convencionales, prescritas por el médico responsable!
¿Qué es bueno para el reflujo? Tés y remedios para el tratamiento.

Propiedades de espina santa

La espina santa es una planta que posee diferentes fitocomplejos, los cuales están directamente relacionados con sus propiedades terapéuticas. En este sentido, se pueden citar como ejemplo los siguientes compuestos:

  • Terpenos – Hay miles de tipos de terpenos, con diferentes propiedades. Pero, en general, pueden tener acciones anticancerígenas, antiinflamatorias, bactericidas, fungicidas y antinecróticas;
  • Taninos – pueden reforzar las paredes arteriales (evitando la obstrucción de las venas), paralizar las fermentaciones gastrointestinales, reducir el colesterol malo y retrasar el envejecimiento celular;
  • Alcaloides – tienen estructuras complejas que permiten su uso en medicamentos. Suelen actuar estimulando el sistema nervioso central y también pueden tener una función analgésica y sedante (como la morfina);
  • Macrólidos – forman un grupo de antibióticos (como la azitromicina) de amplio espectro, por lo que se utilizan para tratar infecciones bacterianas y fúngicas habituales;
  • Flavonoides – Pueden retrasar el envejecimiento de las células, tener efectos analgésicos, antiinflamatorios, vasodilatadores, antihepatotóxicos y pueden tener efectos anticancerígenos, además de actividad antimicrobiana y antiviral.

¿Cuál es el otro nombre de la espina santa?

La santa espina, planta cuyo nombre científico es Maytenus ilicifolia, también es conocido popularmente por otros nombres: espina-divina, hierba-cancerosa, espina-de-dios, congorça.

En algunas regiones, también se le puede conocer como maytene, socorristas o sombra de toro. En este sentido, cabe señalar que los nombres populares de esta y otras plantas (medicinales o no) pueden variar según la ubicación.

Sin embargo, debe tenerse en cuenta que el nombre científico no cambia, a menos que sean plantas diferentes, incluso si son similares o de la misma especie / familia.

Espina santa perder peso?

No. El uso de plantas que se supone deben adelgazar o métodos que prometen una pérdida de peso rápida no suele ser una medida eficaz.

Esto se debe a que solo hay eliminación de líquidos, lo que lleva a una disminución de peso en la báscula, pero no a una pérdida de grasa, lo que no caracteriza la pérdida de peso real.

En el caso de la santa espina, algunas personas pueden ver su uso como una forma de ayudar en el proceso de pérdida de peso. Esto se debe a que esta planta (generalmente ingerida como té) ayuda en el funcionamiento del intestino.

De esa manera, puede ayudar a disminuir la sensación de hinchazón. Además, su acción diurética también contribuye a este efecto y en la eliminación de toxinas.

Sin embargo, como se mencionó, lo que se está eliminando del organismo es el exceso de agua y compuestos no necesarios para el funcionamiento del organismo. No gordo. De modo que cuando vuelva a comer, el poco peso perdido regrese pronto.

Por tanto, quienes quieran adelgazar deben buscar formas saludables y efectivas de hacerlo, lo cual está ligado a una dieta equilibrada y ejercicios físicos. Preferiblemente, junto con un profesional, asegurando mejores resultados.

¿Cómo usarlo y cuánto tiempo tarda en hacer efecto la espina santa?

Las formas tradicionales de utilizar la santa espina son: tés, cápsulas, compresas calientes y tinturas – preparaciones líquidas a base de agua, alcohol o glicerina, elaboradas para extraer los principios activos de las plantas y son la base de varias fórmulas homeopáticas.

Por tanto, para utilizar las cápsulas y tinturas, es necesario seguir las pautas prescritas por el fabricante del medicamento homeopático y / o indicación profesional.

En cuanto a las compresas calientes elaboradas con té de esta planta, se pueden aplicar directamente sobre la lesión. Se utilizan para aliviar problemas de la piel como eczemas, cicatrices o acné.

El uso del té tiene como objetivo proporcionar efectos frente a problemas en el tracto intestinal (acidez, reflujo, estreñimiento, indigestión, etc.).

En cuanto al efecto tiempo de la santa espina, cabe mencionar en primer lugar que se trata de una terapia complementaria y no está relacionado con curar de enfermedades que causan los síntomas mencionados.

Por tanto, puede provocar un alivio momentáneo en función de la intensidad de los síntomas. Por ejemplo, beber té puede ayudar a contener el reflujo. inmediato pero no prolongado.

Las terapias homeopáticas, por otro lado, pueden tener efectos más duraderos con usos prolongados, generalmente mostrando mejoras significativas. desde 30 dias administrar las cápsulas o tintura.

Efectos secundarios del té santo de espina

Al contrario de lo que algunas personas piensan, incluso las plantas y tratamientos naturales u homeopáticos pueden causar efectos secundarios. En el caso de la santa espina, es muy común utilizar su té, pero esto debe hacerse con moderación y cuidado.

Considerando que puede causar algunas reacciones adversas, como:

  • Náuseas y sequedad de boca;
  • Sabor extraño en la boca;
  • Dolor de cabeza;
  • Somnolencia;
  • Temblor y dolor en las articulaciones de las manos;
  • Cistitis (inflamación de la vejiga);
  • Poliuria (micción excesiva).

Por tanto, al presentar alguno de estos cambios, se suspende el uso de la santa espina y se busca la ayuda de un profesional.

Contraindicación de espina santa

No se recomienda el uso de espina santa a personas con antecedentes de alergia a esta planta u otras de la misma familia. Además, no se recomienda especialmente para mujeres embarazadas, considerando que pueden tener efecto abortivo.

Lactantes Tampoco deben usar la planta, ya que puede provocar una disminución en la cantidad de leche materna o incluso secar la leche.

Para uso pediátrico, se debe buscar consejo médico previo. Como es el caso de personas con patologías crónicas (como hipertensión, diabetes mellitus, insuficiencia cardíaca congestiva) y con patología digestiva asociada (tumor).

El uso de plantas medicinales como la santa espina puede resultar bastante beneficioso. Sin embargo, hay que tener en cuenta que estas terapias son una forma de tratamiento complementario y no deben sustituir los cuidados de la medicina tradicional.

¿Te gustó este contenido? ¡Siga siguiendo el minuto saludable para obtener más información!