Bioimpedancia: ¿cómo es el examen y para qué sirve? ¿Cuánto cuesta?

Muchas personas buscan formas de perder peso de manera saludable o cuidar el cuerpo, mejorar el rendimiento físico o simplemente tener una mejor comprensión de cómo van los porcentajes de grasa y músculo.

Las pautas para el cuidado de cada cuerpo son siempre individuales. Por eso, las evaluaciones físicas son siempre fundamentales, tanto para el seguimiento físico como médico.

Por ello, el examen de Bioimpedancia es un gran aliado de los profesionales especializados en endocrinología, educación física, estética y nutrición. De una forma que actúa posibilitando un análisis más facilitado de cada organismo. Consulte más información:

¿Qué es el examen de bioimpedancia eléctrica?

El examen de Bioimpedancia evalúa, a partir de una escala específica con corriente eléctrica (baja amplitud y alta frecuencia), la cantidad de grasa corporal, masa muscular y otras características corporales.

Es un procedimiento totalmente indoloro y no invasivo, además de rápido y seguro.

Este método reemplaza las tradicionales cintas métricas, adipómetros, báscula común y cálculo manual del IMC (índice de masa corporal). Así, facilitando los procesos.

En general, este examen se realiza en evaluaciones físicas o consultas con profesionales especializados en el área de la nutrición. Qué se hace para permitir una evaluación completa de su estado nutricional y el funcionamiento de su organismo.

Estos resultados permiten una dieta y rutina personalizada para cada individuo, según sus características. De esta forma, hacer el tratamiento o entrenamiento más efectivo, saludable y dinámico.

Consejos para ganar masa muscular: alimentación y entrenamiento

En la secuencia, puede comprender mejor cuándo se solicita este examen, qué mide y otras condiciones específicas para su realización:

¿Para que sirve?

La evaluación mediante el examen de Bioimpedancia tiene como objetivo presentar datos más completos, proporcionando información que no se pudo obtener con la escala tradicional.

Teniendo en cuenta que este procedimiento lo realizan personas en distintas circunstancias (tanto de salud como de estética), es una herramienta importante para los profesionales.

Entonces, a partir de los datos proporcionados, es posible seguir la evolución del paciente con más detalle, lo que puede ser realizado por endocrinólogos, pediatras, nutricionistas, etc.

Además, también permite comprender el funcionamiento del metabolismo y la distribución de grasas. En consecuencia, facilita saber qué camino tomar en cuanto a entrenamiento físico, alimentación, etc.

Es común, incluso si el examen se solicita con los siguientes fines:

  • Evaluación de la composición corporal en Atletas;
  • Seguimiento de los resultados de la suplementación alimentaria (adultos y niños);
  • Mide el estado de sarcopenia – proceso natural y progresivo de pérdida de masa muscular debido al envejecimiento;
  • Monitorear a los pacientes de cirugía bariátrica (antes y después de la operación);
  • Analizar las condiciones antes de colocar un balón intragástrico.

¿Con qué frecuencia se debe hacer?

Habitualmente, el profesional encargado de solicitar el examen es quien decidirá la frecuencia con la que se debe realizar, analizándolo en función de cada caso.

Sin embargo, en general, se recomienda esperar un período de 30 días entre la finalización de cada examen de bioimpedancia. De esta forma, permite analizar con mayor claridad los posibles cambios corporales que pudieran haber ocurrido.

¿Qué mide el examen de bioimpedancia?

En concreto, los profesionales que trabajan con el examen de Bioimpedancia indican que se realizan 18 lecturas: 8 de cuerpo completo y 10 segmentarias (brazos, piernas, torso).

A partir de estas lecturas, este procedimiento proporciona los siguientes datos:

  • Porcentaje real de grasa corporal;
  • Peso real en relación al porcentaje de peso de grasa;
  • Cantidad total de agua corporal;
  • Masa magra de cada segmento corporal;
  • Tasa metabólica basal: equivalente a las calorías gastadas diariamente;
  • Índice de masa corporal (IMC);
  • Porcentaje de masa ósea;
  • Porcentaje de grasa visceral – grasa intraabdominal, que se “mezcla” con los órganos de esa región;
  • Edad metabólica, es decir, la edad que corresponde al funcionamiento de su metabolismo;
  • Relación cintura / cadera y asociación con riesgo cardíaco.

Recordando que el examen realiza todas estas medidas teniendo en cuenta, además, la diferencia entre grupos de edad, talla y sexo.

Finalmente, todos los datos obtenidos del examen se dirigen a una tabla, desde la cual el profesional puede analizarlos de forma conjunta. Es decir, ningún dato se evalúa por separado, sino como un todo.

Ejercicio aeróbico: consejos para hacer en casa o en el gimnasio

¿Cómo se realiza el examen de bioimpedancia?

Hay diferentes formas de realizar la prueba de Bioimpedancia, pero en todas se colocan dos pares de electrodos, colocados en las manos y los pies de la persona.

Casi siempre se utiliza una escala de bioimpedancia. En este caso, la persona necesita posicionarse correctamente y seguir las instrucciones del profesional, para asegurar un resultado correcto.

Teniendo en cuenta que no es un método invasivo, se puede realizar en clínicas, oficinas e incluso en gimnasios. Recordando que es un procedimiento totalmente indoloro y que se realiza en cuestión de minutos.

Cabe mencionar que, considerando que el dispositivo emite corriente eléctrica, es necesario quitar anillos, collares, relojes y cualquier elemento que pueda interferir con el resultado del examen.

Además, algunos profesionales también recomiendan que la persona permanezca en reposo unos 10 minutos antes de realizar el procedimiento.

Dispositivo de bioimpedancia: ¿que tipos de escalas?

Como se mencionó, existen diferentes formas de realizar el examen de Bioimpedancia, así como diferentes dispositivos disponibles.

Estos pueden variar entre el número de electrodos y la posición en la que se colocan. En general, el posicionamiento “mano-mano” o “pie-pie” se utiliza en casa, considerando la mayor facilidad que tiene la persona para colocar correctamente los electrodos.

Además, los dispositivos de bioimpedancia pueden variar según la región del cuerpo que se somete al examen. Por ejemplo, se clasifica como “regional” cuando la corriente eléctrica pasa solo por la parte superior o inferior del cuerpo.

Esto ocurre cuando los electrodos se colocan solo en las manos o los pies.

Pero también puede ser del tipo “total”, en el que la corriente eléctrica pasa por todo el cuerpo. Lo que es posible cuando los electrodos se colocan en ambas manos y pies, con la ayuda del profesional.

Además, existe el método segmentario, cuando el electrodo se coloca para evaluar solo un segmento o miembro del cuerpo.

Por último, cabe señalar que los dispositivos de Bioimpedancia pueden variar según su frecuencia: pueden ser simples (50 kHz) o multifrecuencia (que oscilan entre 5 y 1000 kHz).

¿Quién no puede hacerlo?

A pesar de ser un procedimiento muy seguro, la prueba de Bioimpedancia se realiza a través de la corriente eléctrica y, aunque sea leve, puede ocasionar complicaciones en determinados grupos.

Por lo tanto, las personas en las siguientes condiciones no deben realizar este procedimiento:

  • Mujeres embarazadas;
  • Portadores de marcapasos;
  • Personas que tienen un alfiler, placa o prótesis en su cuerpo.

En caso de duda, busque y siga la orientación de un especialista, con el fin de realizar el método más seguro para su caso.

También vale la pena señalar que no se recomienda que las mujeres se sometan al examen. durante el período menstrual – Puede generar interferencia en los resultados, considerando que el organismo tiende a retener agua (es decir, a hincharse).

¿Es necesaria alguna preparación? ¿Qué no hacer antes de la bioimpedancia?

A diferencia de las pruebas de laboratorio o de imagen, la prueba de Bioimpedancia no requiere grandes cuidados previos, como el uso de medicamentos, ayuno prolongado, etc.

Sin embargo, los profesionales suelen solicitar algunos preparativos para garantizar un resultado más fiable. Como por ejemplo:

  • No beba ni coma de 2 a 4 horas antes del examen;
  • No beba bebidas alcohólicas en las 12 horas previas al examen;
  • Evite el consumo de alimentos ricos en cafeína (café, algunos tés, chocolates);
  • Orine antes de realizar el procedimiento;

Es fundamental seguir las directrices del profesional responsable de realizar tu examen. De lo contrario, existe una alta probabilidad de que el resultado se vea afectado y no sea posible una guía eficaz.

¿Qué ropa debo usar para realizar el examen?

En general, el profesional responsable de realizar su examen puede solicitarle que utilice un ropa ligera en el momento del procedimiento. Esto se debe a que hay menos posibilidades de interferir con los resultados presentados.

Por lo tanto, lo ideal es usar ropa de gimnasia, como pantalones cortos y blusas para mujeres, o pantalones cortos y camisetas para hombres.

Por lo tanto, preste atención a las instrucciones del profesional para garantizar un resultado confiable.

¿Cuánto cuesta el examen de Bioimpedancia? Donde hacerlo?

El examen de Bioimpedancia se puede realizar en clínicas, consultorios e incluso en gimnasios, siempre que esté acompañado por un profesional.

En cuanto al valor, puede variar según su ubicación, así como de la elección del profesional y su segmento (endocrinología, nutrición, etc.). Además de cuestiones como que se realicen de forma privada o con un seguro médico.

Sin embargo, en general, el examen puede costar desde R $ 70 separado. También hay profesionales que lo incluyen en el valor de la consulta inicial, que puede llegar a algo cercano a los R $ 200.

Lo ideal es buscar siempre un profesional de confianza y seguir su recomendación.

¿Es confiable el examen de bioimpedancia?

si. Si el examen es realizado e interpretado por profesionales, el resultado es bastante completo y confiable. Eso sí, siempre teniendo en cuenta los antecedentes y objetivos de cada persona.

Es por eso que actualmente es utilizado por profesionales de diferentes segmentos. Teniendo en cuenta que reúne, en un solo procedimiento, varias informaciones importantes sobre el estado nutricional del organismo.

Bioimpedancia o adipometría: ¿cuál es la diferencia?

La adipometría es un examen que evalúa la cantidad de grasa en el tejido subcutáneo, con el fin de proporcionar una estimación de la proporción de grasa en relación con el peso corporal.

Básicamente, se utiliza un adipómetro (equipo en forma de pinza) para medir el grosor de los pliegues de la piel, en milímetros.

Por tanto, es un procedimiento muy diferente a la bioimpedancia. Considerando que la Adipometría es un método más sencillo para medir un solo ítem, mientras que el examen de Bioimpedancia tiene como objetivo analizar el funcionamiento real del organismo en cuanto a las condiciones nutricionales.

Así, proporciona datos completos sobre el metabolismo y las proporciones de grasa según las condiciones individuales de cada persona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *