Taxis: ¿Sigue siendo un medio de transporte válido?

Los taxis son medios de transporte que han ofrecido sus servicios desde hace muchos años. Los primeros surgieron en París a mediados del siglo XVII. Eran carrozas de alquiler con paradas y tarifas fijas.

Tras varios siglos, este medio de transporte sigue funcionando en las calles de las ciudades de todo el mundo para trasladar a quienes solicitan sus servicios. Aunque otras modalidades de transporte han aparecido en el panorama, hay muchos usuarios que los prefieren por diversas razones.

Hoy, el uso de taxi sigue teniendo una presencia importante para usuarios que apuestan por las características particulares del servicio.

Usar un taxi sigue siendo una opción muy útil para trasladarse

En la actualidad, el uso de taxi para trasladarse sigue siendo una buena alternativa. Solo en Madrid existen 15.000 unidades disponibles para cumplir con las expectativas de los usuarios. Esto indica que tiene una presencia significativa en la ciudad.

Para comprobar que este medio de transporte sigue siendo eficiente y muy utilizado, basta con ver esto y así despejar todas las dudas. Hay servicios muy recomendables que se pueden contratar con anticipación o en el mismo momento que se necesiten.

El servicio de taxi sigue siendo el más rápido, cómodo y seguro de todos los medios de transporte que hay disponibles en grandes ciudades como Madrid.

Ventajas de usar un taxi ante otras formas de transporte

Son muchos los beneficios que se obtienen al contratar un taxi para ser trasladado a cualquier lugar. Entre los más destacados están:

  • Hay distintas formas de acceder a un servicio de taxi: Se pueden encontrar en la calle, contratar a través de un número de teléfono o una aplicación móvil.
  • Los coches están debidamente identificados y acondicionados para la comodidad del pasajero.
  • Se pueden contratar con tiempo de antelación, lo que asegura el transporte en horas específicas.
  • Son mucho más puntuales que otros servicios de traslado. Por eso, son apropiados para llegar a tiempo a citas de trabajo o al aeropuerto.
  • Los conductores suelen ser personas con larga experiencia en su oficio. Esto los hace más conocedores de las normas de tráfico y de las distintas vías de la ciudad.
  • Los vehículos cuentan con todas las regulaciones exigidas por la ley para poder ofrecer un viaje tranquilo y seguro.
  • Se ofrecen servicios especiales a empresas.
  • Tienen disponibilidad las 24 horas y los 7 días de la semana.
  • Hacen traslados interurbanos.
  • Reciben distintos medios de pago y cuentan con tarifas fijas.

Situaciones en las que es más conveniente pedir un taxi

Hay distintas situaciones que exigen medidas especiales y en el caso de los traslados sucede lo mismo. Cuando el tiempo es limitado y se requiere llegar puntual, lo más conveniente es concertar un servicio de taxi con antelación.

Es posible hacerlo desde el día anterior para mayor seguridad. Así, el coche estará esperando a la hora convenida y no habrá problemas para cumplir con la cita pautada.

Por otra parte, si se hace tarde y ya no hay tiempo de tomar un autobús o el metro, lo mejor es pedir un taxi vía telefónica. Son muy puntuales y llegarán al instante.

Otro caso en el que es más conveniente solicitar un taxi, es cuando tienes que ir al aeropuerto. No solo será más seguro y rápido, sino que también será más fácil para llevar el equipaje.

También es recomendable pedir un taxi cuando sales de fiesta. Los conductores son mucho más fiables y no correrán riesgos innecesarios. Podrás disfrutar de los mejores sitios nocturnos sin preocuparte por la forma de volver a casa o al hotel.

Las agencias de taxis más reconocidas ofrecen sus coches para hacer tours por la ciudad o para hacer viajes a ciudades cercanas. Es un servicio muy conveniente si viajas con niños, personas mayores o tienes un tiempo limitado para conocer la ciudad.

Diferencias entre un servicio de taxi y un VTC

En los últimos años se han convivido en las ciudades dos formas de transporte muy parecidas, pero no iguales: los tradicionales taxis y los servicios VTC (Vehículos de Transporte con Conductor). Entre los aspectos que los diferencian están los siguientes:

  • Los taxis pueden parar en la calle para recoger a cualquier cliente que, en ese momento, lo solicite. Los VTC no pueden hacerlo.
  • Los taxis se pueden contactar por teléfono, aplicación móvil, páginas web o en cualquiera de las paradas de taxi de la ciudad. Por su parte, los VTC están más limitados.
  • Las tarifas en los VTC son más inestables porque dependen de la demanda. En cambio, los taxis tienen precios estables.
  • Los VTC deben cumplir un tiempo de precontratación, (preparar una hoja de ruta, datos del conductor y el vehículo, origen y destino). Por eso, pueden tardar un poco más que los taxis.
  • Hay un número mayor de taxis, por eso hay más disponibilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *