Joyería: los mejores consejos para comprar

Desde 1897, en la región catalana y perteneciente a la provincia de Barcelona, se alza la ciudad de Badalona, que es parte de su área metropolitana vibrante y modernista. En ella la actividad agrícola y pecuaria aún rinden sus frutos en la periferia, pero desde el siglo XX la era industrial se hizo presente y las manufactureras y las modernas factorías también contribuyen a generar la riqueza de la región.

Como toda ciudad cosmopolita y moderna, Badalona es un enclave turístico que brinda a propios y ajenos sus callejuelas empedradas, las calzadas rodeadas de palmeras, edificios históricos, playas azules en las cuales el mar se funde con el cielo y sus joyerías de alta gama.

Piezas únicas y en serie, con o sin gemas y de todos los modelos y para todos los gustos se pueden comprar en sus joyerías que albergan pendientes, collares y colgantes, pulseras, anillos, tobilleras y todo de las mejores y más reconocidas marcas del mercado como Daniel Vior, Vidal & Vidal, Line Argent, T’Adoro o Ti Sento, entre otras.

Para cada ocasión, bien sea una fiesta de gala, reunión con amigos, para uso cotidiano en la oficina y para regalar, las piezas de joyería que se consiguen en Badalona dan para todos los usos, requerimientos y gustos.

Además, hay prendas de oro, plata y diversas aleaciones para niños, mujeres, jovencitas y hombres de todas las edades.

Comprar productos de joyería en Badalona: consejos

La calidad versus el precio

La competencia de las joyerías (más aún al dar el salto digital y vender online) es brutal, sobre todo en los precios. Pero, para comprar joyas en línea o de manera presencial hay que considerar varios factores.

Verificar los materiales es primordial. Después está el diseño de cada pieza, los detalles de su fabricación, poder ver los acabados y la ocasión para la cual se vaya a comprar.

Ahora bien, pese a que la competitividad hace que los precios bajen, no hay que fiarse de las promesas baratas. Los metales preciosos son costosos en cierta medida.

Por eso hay que ver lo siguiente:

  • El porcentaje de metales preciosos en cada pieza y sus aleaciones.
  • Materiales o metales secundarios
  • ¿Son productos o piezas únicas o fabricados en masa?
  • ¿Es una pieza única o exclusiva u original de una marca o una colección?
  • Verificar si cumplen la normativa legal.

Los materiales

Otro factor a considerar antes de comprar joyas son los materiales con los cuales se han elaborado.

Por un lado, están los materiales o metales preciosos que se pueden calificar como los componentes principales. Tal es el caso del y la plata. Estos, para su manipulación, se mezclan en aleaciones con otros metales secundarios.

Como ejemplo están el cobre, el platino o el zinc. Sin embargo, en los países miembros de la Unión Europea está prohibido el uso del níquel. Este metal (se ha comprobado en investigaciones científicas) que al estar en contacto con la piel puede causar efectos nocivos como alergias e irritaciones.

Por eso, cuando se buscan piezas más accesibles en precio con oro y plata, pero con mezclas para abaratar costes, hay que fijarse en qué se usa y en qué proporción.

¿Exclusividad o en serie?

Esta pregunta queda respondida de una manera sencilla: no hay exclusividad o piezas únicas en la joyería de low cost. Si alguien quiere vender una pieza como exclusiva a precios baratos, se tiene que saber que no es una prenda exclusiva.

La exclusividad viene pautada por el proceso de producción en sí mismo. No es lo mismo elaborar 12 mil piezas de unos pendientes o un anillo que 10. Sin lugar a dudas, la segunda alternativa da más exclusividad a la prenda y serán menos usuarios de esa joya.

La mejor joyería en Badalona: tips para comprar online

Cuando se va a comprar joyas online, suelen llegar las dudas acerca de la eficacia del servicio o el temor a una estafa. No obstante, gracias a los adelantos de la seguridad de datos en portales de ventas en línea, es factible confiar confianza a la hora de realizar las compras.

Por otra parte, hay que elegir sitios o joyerías reconocidas que tengan un currículo en ventas y que sean famosos por la calidad de sus servicios.

En el caso de las joyas existe cierta desconfianza adicional debido al alto coste de cada una de las piezas. Una joyería online es mejor si cuenta, además, con una dirección o sede física con años de servicios en su rama.

Toda joyería online seria tiene que contar, asimismo, con una página web donde se pueda ver en detalle cada joya, donde se especifiquen los detalles de elaboración como materiales, aleaciones, piedras preciosas o semipreciosas y precios.

Asimismo, tiene que tener los servicios adicionales como despacho, tiempo de entrega, política de cambios o devoluciones y costes por entrega en otras ciudades, entre otros detalles importantes.

Venta de joyas en Badalona: joyeros con experiencia

Muchas tiendas físicas, al pasar al mercado online, solo requieren un catálogo completo de sus artículos y una interfaz amigable para hacer las compras. Pero, en el caso de las joyerías online, se necesita algo más: experiencia de expertos joyeros artesanos y maestros en gemas y su fabricación.

Comprar joyas es como comprar obras de arte. Cuando se trata de ropa o zapatos con saber la marca, la talla y los materiales basta, pero las joyas son algo más sublime.

Al comprar joyas, sobre todo si es online, los usuarios deben tener la posibilidad de contar con asesoramiento de joyeros con experiencia. Es decir, que el portal web pueda proporcionar las mismas opciones de opinión de expertos joyeros con muchos años de experiencia en el campo.

Los canales de comunicación son imprescindibles, poder contar con redes sociales como IG, Facebook, además de correos electrónicos y teléfonos para conocer la calidad del producto que se va a adquirir es primordial.

Por lo general, las joyerías online poseen la suficiente antigüedad como para recoger las opiniones de otros clientes o compradores previos que ayuden a tomar una decisión a la hora de hacer la compra.

Por otra parte, es bueno saber qué uso se le va a dar a la joya porque las de utilización diaria o para la oficina deben ser menos ostentosas y más discretas que las que se pueden usar para una boda o una fiesta de gala.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *